El género Salvia pertenece a la familia de las Lamiaceae y es un género rico en especies tanto anuales como perennes, usadas con fines alimenticios o terapéuticos o sencillamente ornamentales.

La salvia que estamos acostumbrados a usar para aromatizar las comidas es la Salvia officinalis, especie perenne.

Es originaria de las zonas de Europa de clima templado.

Su nombre deriva del latino salvus «sano, salvo» o salus «salud» que viene a indicar las virtudes de la salvia como planta curativa atribuidas por los romanos a la Salvia officinalis.

Es una planta extendida en todos los países de clima templado y tiene un porte matoso