El estragón tiene su origen en Asia Central y Siberia, y se extendió por Europa debido a las cruzadas y al cultivo en los monasterio.

Estragón

El estragón se caracteriza por unos tallos finos, ramosos y estriados que llegan a alcanzar una altura de un metro. Gracias las propiedades de su aceite esencial, el estragón resulta un estimulante del apetito ideal, que activa las funciones digestivas y se aplica para mejorar los transtornos intestinales.

Se utiliza como planta aromática para perfumar las ensaladas, los platos con gelatina y  las salsas. También se emplea para aromatizar la mostaza y el vinagre, en puré o crema o para rellenar determinados alimentos como los champiñones, bouchées, etc.