La lavanda destaca por su inconfundible aroma y sus propiedades calmantes que la hacen perfecta para la aromaterapia.

lavanda

Lavanda

La lavanda (lavandulae) es una planta aromática que provine del verbo latino lavare, ya que gracias a sus propiedades ayuda a lavar las heridas físicas y emocionales. Suele utilizarse en perfumes y aguas de colonia, pero también en aceites relajantes, como exfoliante natural o como método para ahuyentar a los insectos de armarios y cajones, entre otros.

Como planta medicinal, la lavanda tiene infinidad de usos como ayudante digestivo, calmante, antiséptico o antiinflamatorio.

Esta planta es habitual de la cuenca mediterránea; en lugares secos de naturaleza calcárea y de exposición soleada.